¡Madre de Jesús, atiende nuestras súplicas!

Carlos Eduardo Fernandes
|
05/12/2017 | Martes | 16:45 horas

“¡María Santísima, rogad por nosotros!”. En el sufrimiento y en la angustia, muchas veces esa es la súplica de lo más profundo del corazón a la Madre de Jesús. En las oraciones, le pedimos a Ella que interceda por nuestros pedidos ante Su hijo Amado, Jesús.

Tela: Roberto Ferruzzi (1853-1934)

     

¿Por qué enaltecer a María Santísima?

El alcance de su fuerza espiritual fue testimoniado en el Evangelio de Jesús. Este retrata una vida dedicada a la noble tarea de recibir en su vientre a la mayor Autoridad de este Planeta: Jesús, el Cristo Ecuménico, el Divino Estadista. Y vencieron todas las pruebas que tuvieron que enfrentar. Por su abnegación, cumpliendo intachablemente lo que a Ella fue designado, y por apoyar al Divino Maestro en Su sacrificada misión, María es una importante figura en la historia de la Humanidad. Sobre la Madre de Jesús escribe el Presidente Predicador de la Religión de Dios, del Cristo y del Espíritu Santo1, José de Paiva Netto, en su artículo El corazón de una madre no huye del Dolor del Hijo:

"Nunca faltarán palabras para homenajear a María Santísima, Madre de Jesús, Madre Universal de la Humanidad, por toda la abnegación de su Espíritu, desde el anuncio celestial hecho por el Ángel Gabriel, cuando la sierva de Dios supo que su vientre sería abrigo de luz para el Salvador de los Pueblos (Evangelio, según San Lucas, 1:26 al 38). Por creer tanto en Su Poder y Su Autoridad, ella Lo incentivó a realizar el primer milagro, en las bodas de Caná (Evangelio, según San Juan, 2:1 al 11). Vio crecer los hechos divinos del Maestro Jesús y, buena madre que era, orgullosa de las maravillas que testimoniaba, 'guardaba todas estas cosas en su corazón' (Evangelio, según San Lucas, 2:51). Y, en el momento crucial del Sublime Ministerio Crístico, con valentía, soportó junto a su Amado Hijo el indescriptible martirio que Él sufrió". 

Por lo tanto, además de la perseverancia que sus ejemplos nos inspiran, se observan también muchas enseñanzas para la educación de los hijos y la conducción de las familias. Al recibir al Cristo, aun en condiciones aparentemente adversas, María se muestra como ejemplo de la valorización de la vida desde su concepción. Además, en la Buena Nueva del Divino Maestro, según San Lucas, 1:46 al 55, encontramos una maravillosa oración proferida por Ella algunos días después de que el Ángel Gabriel anunciara el Nacimiento de Jesús. Esto es una clara demostración de confianza en el Amparo Divino, que nunca falla, incluso ante los mayores desafíos. Lea en su totalidad esas iluminadas palabras de María, que Paiva Netto ha registrado en su obra literaria Ao Coração de Deus — Coletânea Ecumênica de Orações [Al Corazón de Dios: Colección Ecuménica de Oraciones], páginas 102 y 103:

Gabriel Estevão

Por creer tanto en Su Poder y Su Autoridad, ella Lo incentivó a realizar el primer milagro”, por lo tanto, Ella comprendía la importante misión del Divino Maestro. Lo que sirve de inspiración a los padres y responsables para que guíen a los más jóvenes en el cumplimiento de sus misiones espirituales en la Tierra2, consecuentemente, en la realización del Bien al prójimo. Y en el testimonio de la crucifixión del Cristo, entre las innumerables lecciones de ese pasaje, reflexionamos, por ejemplo, sobre cómo la Madre de toda la Humanidad alienta a los que enfrentan obstáculos en el cuidado y en la protección de sus tutelados a perseverar. Las dificultades pueden surgir en el campo de la salud, de las finanzas o en la formación del carácter de cada uno de ellos, mientras tanto, confiemos en el ejemplo de María para superarlas por la fuerza del Amor.

Para asimilar cuán profunda fue y es su dedicación, necesitamos comprender quién es Jesús. En el capítulo “La Divina Majestad del Cristo”, Paiva Netto nos presenta la respuesta en las Sagradas Directrices Espirituales de la Religión de Dios, del Cristo y del Espíritu Santo, volumen 1, página 71. Allí el autor comparte el concepto dado por el inolvidable Hermano Alziro Zarur, Proclamador de la Religión Divina:

“Pero ¿quién es Jesús? 

“Parece increíble que se haga semejante pregunta, porque todos piensan que saben de quién se trata.

“Pero ¿quién es Jesús? Y pocos saben que Jesús es el Fundador y Supremo Gobernante de la Tierra. Sí, repito, casi nadie sabe que Jesús es el mayor Científico, el mayor Filósofo, el mayor Religioso, el mayor Político, el mayor Genio Creador de todos los tiempos de este planeta”.

De esta manera, el trabajo del Cristo prosigue y, bajo Su Divino Liderazgo, también el de María, en la Espiritualidad.

+ Comprenda la presencia Luminosa de Aquel que aún vive entre nosotros.

Amparo de María Santísima a quienes sufren en el mundo espiritual

Ella es una Referencia en la Espiritualidad Superior, pues su trabajo continúa en el Mundo Espiritual, amparando, incluso, a quienes sufren inmensamente por haberse quitado su vida. Por esta razón el suicidio nunca puede ser la solución, ¡la vida es eterna y cometer ese error ocasiona graves consecuencias al espíritu!

+ Haga un pedido de oración en la Cadena Ecuménica de Oraciones de la Religión del Tercer Milenio. ¡Ponga su nombre o el de alguien por quien usted quiere orar!

Para amparar a los que sufren en el mundo espiritual, ella dirige “La Legión de los siervos de María”, de acuerdo con lo relatado en el libro Memórias de um suicida [Memorias de un suicida], de la autoría del Espíritu de Camilo Cândido Botelho y psicografía de la médium Yvonne do Amaral Pereira. La obra transformada en radionovela, en portugués, por iniciativa de Paiva Netto, relata lo que los espíritus suicidas sienten en el más allá de la tumba, presentando los horrores de una muerte antes de tiempo. Por lo tanto, es una importante lección de arrepentimiento y renovación.

En medio de ese escenario de tormento, angustia y aflicción, actúa la Madre Santísima. Bajo la dirección de ese Noble Espíritu, equipos de trabajadores del Mundo Espiritual Superior visitan y rescatan a los espíritus que sufren en el Valle de los Suicidas, lugar donde residen aquellos que, al intentar huir de sus problemas, permanecen vivos en el “otro lado de la vida”.

María Santísima: Abnegación y Caridad

En la obra Sagradas Directrices Espirituales de la Religión de Dios, del Cristo y del Espíritu Santo, volumen 3, página 163, Paiva Netto presenta fragmentos de ese emocionante relato espiritual:

“Sobreponiéndose, sin embargo, a tan lamentable acervo de iniquidades, por encima de tanta vergüenza y tan groseras humillaciones, existía, vigilante y compasiva, la paternal misericordia del Dios Altísimo, del Padre justo y bueno que ‘no quiere la muerte del pecador, sino que él viva y se arrepienta’. (...)

“Periódicamente, singular caravana visitaba ese antro de sombras.

“Era como la inspección de alguna asociación caritativa, asistencia protectora de institución humanitaria, cuyos abnegados fines no se podrían poner en duda. (...) Señoras formaban parte de esa caravana. Sin embargo, precedía la columna, un pequeño pelotón de lanceros, como guía de caminos, a la vez que otros milicianos de la misma arma rodeaban a los visitantes, tejiendo un cordón para resguardarlos, lo que ayudaba a protegerlos muy bien contra cualquier hostilidad que pudiera surgir del exterior. Con destreza el oficial comandante erguía la bandera blanca brillante, en el que se leía en caracteres azul celeste esta extraordinaria leyenda, que tenía el don de infundir inquebrantable y singular reverencia: Legión de los siervos de María”.

Tela: Jesus Mafa - 1973
 María y el niño Jesús.

Haga su súplica a María, Madre de Jesús

Ese corazón generoso recibe nuestros pedidos. Por esto, en la Religión del Tercer Milenio diariamente se realiza una ceremonia pública y ecuménica en homenaje a la Madre Universal de la Cristiandad: la ¡Hora del Ave María! Un momento para hacer su súplica y agradecimiento.

+ Sepa más sobre la ¡Hora del Ave María! y de otras acciones desarrolladas en la Religión del Tercer Milenio en homenaje a María Santísima.

Tela: Jean Mannheim (1862-1945)
 Madonna indiana.

+ Incluya el nombre de sus familiares y seres queridos en la ¡Hora del Ave María! del Templo de la Buena Voluntad.

Que nuestro homenaje llegue al corazón bondadoso de esa Alma Bendita. Porque María Santísima ruega por nosotros, ¡por toda la eternidad!

Envíe sus dudas y comentarios sobre este y otros temas del quehacer diario a la Religión de Dios, del Cristo y del Espíritu Santo. ¡Permita que la Espiritualidad Ecuménica forme parte de su vida! Y si este contenido le hace bien a usted, ¡compártalo! También podrá tocar el corazón de muchas otras personas.

___________
Religión de Dios, del Cristo y del Espíritu Santo — También denominada Religión del Tercer Milenio y Religión del Amor Universal. Se trata de la Religión Ecuménica de Brasil y del mundo.

Agenda Espiritual: Enseña la Religión del Amor Universal que nadie nace en la Tierra sin un propósito de existencia. El Educador Celestial, Jesús, nos dio Su ejemplo: “Descendí del Cielo, no para hacer mi propia voluntad, sino la voluntad de Aquel que me envió.” (Evangelio, según San Juan, 6:38).  Por lo tanto, cada uno de nosotros, antes de reencarnar en la Tierra, asumimos en el mundo espiritual —nuestra patria de origen— un conjunto de compromisos, desafíos y situaciones, que componen nuestra Agenda Espiritual.

Evalúe este contenido