La Religión del Amor Universal a la Vanguardia del Ecumenismo

Josué Bertolin
|
02/10/2014 | Jueves | 17:45 horas

Alziro Zarur (1914-1979) realizó la Proclamación de la Religión de Dios, del Cristo y del Espíritu Santo1 durante el Congreso de la Buena Voluntad de Dios el 7 de octubre de 1973, en la ciudad de Maringá/Paraná, Brasil. 

La Religión es una de las más antiguas formas de interacción social y de producción del conocimiento de la que se tiene noticia. Se cree que, antes del surgimiento de las tradiciones religiosas, con la institucionalización de rituales, liturgias y doctrinas, el ser humano, desde hace miles de años, expresaba su sentimiento religioso en los agrupamientos, tribus y clanes.

Shutterstock

Actualmente, estudiosos reconocen que el elemento religioso contribuyó significativamente a la evolución humana, proporcionando mejores condiciones de supervivencia al Homo sapiens, que desarrolló ese aspecto en su grupo primitivo. Sobre esto, el profesor Dr. Silas Guerriero, antropólogo y coordinador del curso de maestría y doctorado en Ciencias de la Religión de la Pontificia Universidad Católica de São Paulo (PUC-SP), se expresó así en entrevista a la Super Red Buena Voluntad de Radio, el 27 de febrero del 2011:

"Los grupos humanos que tenían esa capacidad de organización a partir de una creencia en algo superior tuvieron una ventaja en relación con los demás. Esto explica por qué la Religión es tan presente hasta los días de hoy, lo que quiere decir, que es algo que está muy en nuestra raíz. (...) Pensar religiosamente fue un beneficio extraordinario, fue algo que le dio una posibilidad de supervivencia a esos pueblos".

En contraposición a tan preponderante papel en la vida de las personas, las tradiciones religiosas a veces han servido como un instrumento de “manipulación popular” en diversas disputas políticas y económicas a lo largo de la Historia, pues ejercían influencia sobre un sentimiento sagrado en la persona, que es su creencia más íntima y profunda — su Fe. Por esto, en algunos casos, varias corrientes espirituales se utilizaron como pretexto para guerras, sin embargo el verdadero escenario para tales episodios fue la ambición desmedida de personas o grupos por el poder, la que, a su vez, hace a la persona tan ciega que no reconoce la hermandad existente con el prójimo. En gran parte por causa de esas ideas, la Religión fue equivocadamente vista como promotora de desavenencias o de manipulación popular, a punto de ser clasificada por Karl Marx (1818-1883) como "el opio del pueblo" y por Sigmund Freud (1856-1939) como "infantilismo psíquico".

Examinando las perspectivas presentadas, ¿cómo comprender la importancia de la Religión en la vida humana? Para que reflexionemos sobre esto, es esclarecedor el pensamiento de José de Paiva Netto, Presidente y Predicador de la Religión de Dios, del Cristo y del Espírito Santo, que, en su libro Dialéctica de la Buena Voluntad — Reflexiones y Pensamientos (51ª edición, 1987, página 212), afirma: "La Religión es para mejorar al ser humano, integrándolo con su Creador, por el ejercicio de la Fraternidad y de la Justicia entre Sus criaturas".

El Ecumenismo de la Religión del Amor Universal

De acuerdo con este enfoque, la Religión con seguridad no constituye un elemento torpe y primario para embriagar a multitudes en la promoción de conflictos sangrientos, persecuciones, radicalismos, apatía o acomodamiento. Muy por el contrario. Al ser cuestionado por un lector, Paiva Netto publicó las siguientes frases en la Folha de SãoPaulo el 24 de agosto de 1986, Primer Cuaderno, página 5:

“(...) no veo a la religión como un ring de lucha libre, en el cual las muchas creencias se violentan en el ataque o en la defensa de principios, o de Dios, que es amor y que, por eso no puede aprobar manifestaciones de odio en Su Santo Nombre, ni necesita de la defensa rabiosa de quien sea.

“Alziro Zarur (1914-1979) decía que ‘el mayor criminal del mundo es aquel que predica el odio en nombre de Dios’.

“Entiendo a la Religión como Solidaridad, Respeto a la Vida, Iluminación del Espíritu que todos somos. Sólo puedo comprenderla como algo dinámico, vivo, pragmático, altruisticamente realizador, que abre caminos de luz en las almas y que, por esa razón, debe estar a la vanguardia ética. No la entendería si no actuase también de modo sensato en la transformación de las realidades tristes que aún atormentan a los pueblos. Éstos están cada vez más necesitados de Dios, que es el antídoto para los males morales y espirituales y, por lo tanto, los sociales, incluidos la inmovilidad, el sectarismo y la intolerancia, que degeneran y oscurecen el Espíritu de las multitudes. (...) Y de ninguna manera se debe excluir a los ateos de cualquier providencia que venga a beneficiar al mundo.”

Experimentar el Ecumenismo2 es una de las grandes propuestas que la Religión del Amor Universal trae al mundo desde sus orígenes, para que no se desvirtúe más el verdadero significado de la Religión. Ecumenismo empleado en el sentido original de la palabra — del griego oikoumenikós, que significa "de alcance o aplicabilidad mundial, universal". Por lo tanto, abarca todas las creencias, filosofías y áreas del saber espiritual y humano. Por sobre todo, preconiza el acto de ejercer el Amor, la bondad, el respeto, la solidaridad, etc., por medio de la "manifestación de aquello que nace con la persona, aun cuando es atea: el sentido de religiosidad, que se expresa de las formas más variadas "3 (la letra cursiva es nuestra), conforme afirma el creador de la Academia Jesús, el Cristo Ecuménico, el Divino Estadista.

Arquivo LBV

El 7 de enero de 1950, en la Asociación Brasileña de Prensa (ABI), en la ciudad de Rio de Janeiro/Estado de Rio de Janeiro, Zarur dirigió la Cruzada de Religiones Hermanadas.

Veamos la bandera del Ecumenismo en la trayectoria de la Religión del Tercer Milenio. El 7 de enero de 1950 — seis días después de fundar la Legión de la Buena Voluntad, primera etapa evolutiva de la Religión del Tercer Milenio —, Alziro Zarur, inolvidable, hombre de radio, periodista y poeta carioca, lanzó la Cruzada de las Religiones Hermanadas, en la que representantes de diversas tradiciones espirituales y de campos del pensamiento humano pudieron discutir, en armonía, sobre sus visiones acerca del tema en cuestión.

Se anticipaba lo que vendría a llamarse diálogo interreligioso, y se concretaban los preceptos que Zarur defendía desde joven, en la década de 1920. El evento se realizó en el salón del consejo de la Asociación Brasileña de Prensa (ABI, siglas en portugués) y fue el fruto de reuniones preparatorias efectuadas en octubre, noviembre y diciembre de 1949, en la sala de la dirección de aquella respetada Institución. En esta oportunidad, disertaron Salustiano César, reverendo protestante; Teles da Cruz, católico; Murilo Botelho, esotérico; Leopoldo Machado, espiritista; Eugênio Figueiredo, libre pensador; Samuel Linderman, judío; y Ascânio de Farias, positivista. La iniciativa se destacó en los editoriales del periódico O Globo del 13 y del 26 de enero de 1950 y tuvo el reconocimiento del Vaticano en la década de 1960, con la Medalla del Papa Pablo VI, "por servicios prestados a la causa del Ecumenismo" — condecoración entregada por el Nuncio Apostólico Don Sebastião Baggio.

Visite el TBV, una de las Siete Maravillas de Brasilia, Brasil

A partir de ese Ideal, innumerables acciones fueron y continúan siendo desarrolladas en pro de la Fraternidad sin fronteras. Un importante ejemplo de esto fue la construcción del Templo de la Buena Voluntad (TBV), inaugurado por Paiva Netto el 21 de octubre de 1989, en Brasília, Brasil. El monumento, una Pirámide de Siete Caras, abriga a todos los que buscan el encuentro con lo sagrado, con el Creador o con los más elevados ideales, sin restricciones de clase social, género, etnia o posición espiritual y/o filosófica, lo que constituye un rasgo distintivo en la historia del Ecumenismo mundial. Por lo que el TBV representa en términos de promoción del diálogo y de la Paz, el 21 de octubre se declaró el Día del Ecumenismo, en varios Estados brasileños.

André Fernandes

Templo de la Buena Voluntad. 

Cinco años después, el 25 de diciembre de 1994, en la celebración de la Navidad Permanente de Jesús, el dirigente de las Instituciones de la Buena Voluntad (IBVs) inauguró, al lado del Templo de la Paz, el Parlamento Mundial de la Fraternidad Ecuménica (ParlaMundi de la LBV), sede de importantes eventos, foros y conferencias internacionales, como por ejemplo el Foro Mundial de Ufología (1997), el Foro Mundial Espíritu y Ciencia, de la LBV (a partir del 2000 en adelante), y de tantos otros, que se realizan bajo la directriz trazada por su constructor:

"Él [ParlaMundi] propone la conciliación universal de todo el conocimiento espiritual y humano, en una poderosa fuerza al servicio de los pueblos. Discordias, radicalismos, hostilidades de todos los matices deben permanecer apartados de los debates y de las proposiciones religiosas, filosóficas, políticas, científicas, económicas, artísticas, deportivas y otras, pues el ser humano nace en la Tierra para vivir en sociedad, Sociedad Solidaria Altruista Ecuménica".

La Religión de Dios, la Religión Ecuménica de Brasil y del mundo, forma parte del Comité de Diversidad Religiosa y Derechos Humanos (CDRDH), de la Secretaría Especial de los Derechos Humanos de la Presidencia de la República, de la que es aliada desde 2004, cuando contribuyó a la construcción de la Cartilla de la Diversidad Religiosa y del video Derechos Humanos y Diversidad Religiosa. Con tal trabajo, esperamos que la libertad de creencia y de culto, garantizada por la Constitución Federal de 1988 y por la Declaración Universal de los Derechos Humanos, sea realmente respetada y vivida por todos y se ponga fin a la intolerancia religiosa, que, lamentablemente, aún campea por nuestro país y por el mundo.

Así como la Religión fue esencial para la supervivencia de los pueblos primitivos, el Ecumenismo — en toda su amplia dimensión — asume semejante papel en el reconocimiento de la multiplicidad y en la construcción de la armonía social. Factor que extrapola el fundamental diálogo en el campo religioso, es indispensable a la Política, a la Ciencia, a la Filosofía, a la Economía, a la Cultura, al Arte, al Deporte, en fin, a todos los ámbitos de la vida y a todos los seres humanos.

Nathália Valério

La Nave del TBV es el primer ambiente que los peregrinos encuentran al entrar.

"Ecumenismo es educación abierta a la Paz"

Es también esencial para promover "la unidad en la diversidad, para vencer la adversidad", pues "Ecumenismo es educación abierta a la Paz", según defiende Paiva Netto, en el mensaje a la Conferencia Cumbre de la Paz Mundial para el Milenio, organizada por las Naciones Unidas en agosto del 2000, en su sede en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos4, dirigido a los participantes de todos los países miembros para reflexionar sobre las propias responsabilidades al frente de los pueblos, como lo demuestra el siguiente fragmento de la misiva:

"Invitar a todos a ingresar sin tardanza en la Sublime Escuela del Amor Fraternal, para vivirlo ardientemente, lo que es, en resumen, la tarea emprendida por los fundadores de las creencias. Ejecutarla en armonía es finalmente seguir el camino que lleva a la Paz.

"Todo documento firmado finalmente en este Encuentro Internacional sería un engaño lanzado ante el mundo si no salimos de aquí convencidos de que somos legítimamente Humanidad, ‘un poema de compasión’, como quería Buda (556-486 a.C.).

"Al terminar la Conferencia Cumbre de la Paz Mundial para el Milenio, que tiene a la Organización de las Naciones Unidas, ONU, como anfitriona, atravesemos sus puertas definitivamente como Hermanos. Hermanos y Hermanas aquí, Hermanos y Hermanas allá fuera, Hermanos y Hermanas a miles de kilómetros de distancia. Solo así seremos capaces de satisfactoriamente concretar lo que, en este evento acordamos".

A final, ¿no fue esto lo que nos pidió el Rabí de Galilea hace dos milenios? El Jesús Ecuménico, anti sectario, libre de odio y fanatismo — así proclamado por la Religión del Amor Universal —, cuya bendita influencia va más allá de las tradiciones religiosas, no temió ni la "muerte", tan identificado estaba con el sentido sublime de Su Mandamiento Nuevo: "Amaos como Yo os amé. Solamente así podréis ser reconocidos como mis discípulos" (Evangelio según San Juan, 13:34 y 35). He aquí lo que sustenta el concepto y la práctica del Ecumenismo en la Religión del Tercer Milenio. Se trata de la fuerza motriz que impulsa a las personas al ejercicio de ese sentido divinamente humano en todo lo que realizan en la vida.

El Maestro Amado también nos exhortó a no cultivar la Fe de forma ciega e intolerante, al afirmar: "Si no hago las obras de mi Padre, no me creáis; pero, si las hago y no me creéis, creedme por lo menos por causa de mis obras, para que podáis reconocer que el Padre está en mí y que Yo estoy en el Padre" (Buena Nueva según San Juan, 10:37 y 38). Ahora, por las obras que el Cristo Ecuménico emprendió por Amor a la Humanidad, existen innumerables motivos para que apliquemos las enseñanzas universales de ese Ser, que no hizo otra cosa sino diseminar Luz, Bondad y Armonía entre los pueblos, sin distinciones.

Envíe sus dudas y comentarios sobre este y otros temas del quehacer diario a la Religión de Dios, del Cristo y del Espíritu Santo. ¡Permita que la Espiritualidad Ecuménica forme parte de su vida! Y si este contenido le hace bien a usted, ¡compártalo! También podrá tocar el corazón de muchas otras personas.

____________
* Josué Bertolin, Secretario Ejecutivo de la Academia Jesús, el Cristo Ecuménico, el Divino Estadista; máster en Ciencias por la Universidad de São Paulo (USP), Brasil; y presentador del programa Conexión Jesús, transmitido por la Super Red Buena Voluntad de Comunicación (radio, TV e Internet). 

1 Religión de Dios, del Cristo y del Espíritu Santo: También denominada Religión del Tercer Milenio y Religión del Amor Universal. Se trata de la Religión Ecuménica de Brasil y del mundo.

2 Conozca Los Cuatro Pilares del Ecumenismo en el libro de Paiva Netto Reflexiones del Alma (135ª edición, São Paulo: Elevação, 2009, pp. 162-164).

3 El pensamiento fue proferido por Paiva Netto en una entrevista concedida al veterano periodista italiano radicado en Brasil, Paulo Parisi Rappoccio, el 10 de octubre de 1981. Se puede analizar qué teorías materialistas cultivaron, consciente o inconscientemente, ese sentimiento descripto por el autor en forma de ideología y/o utopía, motivando a sus adeptos a cultivar un sistema de creencia y valores a partir de una aspiración superior a un futuro mejor, con base en sus concepciones.

4 Más de mil líderes religiosos de diversos países se comprometieron, en un importante documento generado en la Conferencia Cumbre de la Paz Mundial para el Milenio, a unirse en torno a la solución del problema de la intolerancia en el mundo. El mensaje "El dinamismo de la Paz", de Paiva Netto, editado en cuatro idiomas (portugués, inglés, español y francés), repercutió de forma tan significativa entre los presentes que fue seleccionado para su lectura en la conclusión del evento. La LBV, por el hecho de actuar desde 1994 en la ONU — cuando empezó a formar parte del Departamento de Información Pública (DPI), alcanzando, en 1999, estatus consultivo general en el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas — y de tener reconocida la tradición ecuménica y fraterna de su palabra y de sus servicios en pro del entendimiento humano, recibió la invitación para indicar nombres y asumir la coordinación de la comitiva de religiosos brasileños en aquel relevante encuentro, en carta enviada por el comité organizador al dirigente de la Institución.

Versión: Heriberto Fleitas
Revisión: Luci Teixeira

Evalúe este contenido