4 Oraciones para alejar el mal

Carlos Eduardo Fernandes
|
27/08/2020 | Jueves | 14:20 horas

¿Cómo protegerse de la envidia, del odio y de las energías negativas que minan el ambiente doméstico y perjudican su bienestar y el de su familia? Para alcanzar la protección espiritual, le sugerimos 4 poderosas oraciones para alejar el mal.

Cuando realizamos una Oración sincera, un diálogo con Dios, todos sentimos paz, equilibrio y claridad en nuestros pensamientos. Y esta integración benéfica nos ayuda a crear una protección espiritual, incluso contra la influencia de los espíritus inferiores.

Esas almas tenebrosas actúan, por ejemplo, transmitiéndonos falsas ideas de debilidad e incapacidad o también una gran sensación de angustia y miedo, algo que nos paraliza y, en algunos momentos, nos hace sentir como si perdiéramos nuestra su Fe.

Pero nada es más grande que el amparo y el poder de Dios, del Bien y del Amor. ¡Por eso, busquemos fortalecernos espiritualmente! Y a partir de este fortalecimiento, hagamos nuestra parte, actuando con bondad, respeto, ética, solidaridad, siempre practicando las buenas obras.

Oraciones para alejar el mal

La Oración, aliada al Buen Pensamiento, es el primer paso para proteger su Espíritu y los ambientes en donde vive, trabaja o pasa gran parte de su tiempo. Eso también funciona para quienes usted ama.

Por lo tanto, vea nuestras sugerencias de 4 oraciones para alejar el mal:

1. Oración a San Miguel Arcángel

Autor: papa León XIII

San Miguel Arcángel,
defiéndenos en la lucha.
Sé nuestro amparo
contra la perversidad y las acechanzas del demonio.

Que Dios manifieste sobre él su poder,
esa es nuestra humilde súplica;
y tú, Príncipe de la Milicia Celestial,
con la Fuerza que Dios te ha conferido,
arroja al infierno a satanás
y a los demás espíritus malignos
que vagan por el mundo
para la perdición de las almas.
Amén.

+ Haga esta bellísima oración con el Presidente Predicador de la Religión del Tercer Milenio:

 

Con la Oración fortalecemos la conexión con nuestro Ángel de la Guarda, un Espíritu de mucha LUZ, enviado por Jesús para protegernos —y a quienes amamos— de los ataques espirituales. Ellos son mucho más poderosos que los espíritus de las tinieblas.

Ángel de la Guarda: tres cuestiones que usted necesita saber sobre el suyo

Ĉu eble mia Gardanĝelo forlasos min?

2. Oración de la Vigilancia Espiritual (Oración nocturna)

Autoría: Alziro Zarur (1914-1979)

¡Dios Está Presente!
Mi Jesús,
que la gloriosa falange
de San Francisco de Asís,
Patrono de la Divina Legión de la Buena Voluntad,
guarde mi Espíritu,
no solamente mi cuerpo,
mientras duermo.

Y si yo sufriera
un ataque de las tinieblas,
que esté apto (o apta)
a combatirlo instantáneamente.
Mas, pido Tu misericordiosa protección,
en nombre del Padre,
del Hijo y del Espíritu Santo.
Amén.

+ Ore con nosotros:

 

¡Ah, y busque orar tantas veces lo sienta necesario! En todo momento podemos hablar con Dios, principalmente al despertar, al acostar y antes de las comidas. Ore con devoción y sinceridad del alma. 

Y cada vez que haga sus pedidos y agradecimientos (porque es fundamental saber agradecer), usted sentirá que el mal se alejará de su vida y que el Poder del Padre Celestial actuará constantemente a su favor.

3. “Jesús incentiva la oración”

El Santo Evangelio y el Santo Apocalipsis de Jesús son por sí solos una verdadera Oración. Por cierto, el Cristo de Dios nos dejó la Oración más Poderosa de todas, porque es de Su Divina autoría: la Oración del Padre Nuestro.

+ Lea más sobre la oración ecuménica de Jesús, el Padre Nuestro

Del mismo modo, Él trajo además otras valiosas directrices sobre la importancia de la oración y sobre cómo Dios atiende a nuestros pedidos.

Por ejemplo, este pasaje bíblico también podemos leerlo como una de las Oraciones para alejar el mal:

rawpixel-unsplash

Jesús incentiva la oración

(Buena Nueva de Jesús, según San Mateo, 7:7 al 12).

7 Pidan, y Dios les dará, busquen, y encontrarán [el Bien], llamen, y la puerta se les abrirá.
8 Porque todo aquel que pide, recibe de Dios, y el que busca, encuentra [el Bien], y al que llama, la puerta se le abre.
9 ¿Quién de ustedes, si su hijo le pide pan, le da una piedra?
10 ¿O si le pide un pescado, le da una serpiente?
11 Ahora bien, si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡qué no dará su Padre que está en los Cielos a los que le pidan!
12 Así que, todo lo que quieran que la gente haga con ustedes, eso mismo hagan ustedes con ellos, porque en esto se resumen la Ley y los Profetas.

Cuando usted lea el Evangelio y el Apocalipsis de Jesús, si es posible, diga esas palabras en voz alta, todos los días, en los ambientes de su hogar, y medite sobre sus enseñanzas. Esto le traerá una gran protección espiritual.

4. “La armadura de Dios”

San Pablo Apóstol, inspirado por el propio Cristo, nos trae este bello pasaje que también podemos considerarlo una oración para alejar el mal:

La armadura de Dios

(Epístola de San Pablo a los Efesios, 6:10 al 20).

10 Por lo demás, hermanos míos, manténganse firmes en el Señor y en el poder de Su fuerza.
11 Revístanse de toda la armadura de Dios, para que puedan hacer frente a las asechanzas del diablo.
12 La batalla que libramos no es contra gente de carne y hueso, sino contra principados y potestades, contra los que gobiernan las tinieblas de este mundo, ¡contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes!
13 Por lo tanto, echen mano de toda la armadura de Dios para que, cuando llegue el día malo, puedan resistir hasta el fin y permanecer firmes.
14 Por tanto, manténganse firmes y fajados con el cinturón de la verdad, revestidos con la coraza de justicia.
15 Y con los pies calzados con la disposición de predicar el Evangelio de la Paz.
16 Además de todo esto, protéjanse con el escudo de la Fe, para que puedan apagar todas las flechas incendiarias del maligno.
17 Cúbranse con el casco de la salvación, y esgriman la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios.
18 Oren en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y manténganse atentos, siempre orando por todos los santos.
19 Oren también por mí, para que cuando hable me sea dado el don de la palabra y dé a conocer sin temor el misterio del Evangelio,
20 del cual soy embajador en cadenas [es decir, aunque detenido]; para que pueda hablar de Él [Jesús] libremente, que es como debo hacerlo.

Protección Espiritual para alejar el mal

Arte: Gabriel Estevão

Y acuérdese también de esta advertencia de Jesús: “Amen a sus enemigos y oren por quienes los persiguen” (Evangelio, según San Mateo, 5:44). ¡No podemos contagiarnos por el mal!

Sobre el tema, Paiva Netto escribe acerca de “Cómo impedir la acción de los espíritus malignos” (o el “lobo invisible”, haciendo una referencia al Evangelio del Cristo, según San Lucas, 10:3). Él comienza la explicación abordando el sentimiento de incapacidad que pueda surgir frente a esas funestas influencias espirituales:

“Tiene fuerzas, ¡sí! ¿Quién le dijo que no? Aleje de sí las sugestiones de debilidad, justamnte, del aquí ultradenunciado “lobo malhechor espiritual”. Y ore por él, de manera que la oración fervorosa toque los rincones de su alma, convirtiéndolo, por la transformación del carácter, en un buen sujeto. Ruegue por el apoyo de su Ángel de la Guarda, o Espíritu Guía, o Deidad Tutelar; sea cual fuera la manera que usted denomine a esos Benefactores (aún) Invisibles”.

Y es necesario tener esa postura vigilante de forma permanente; en caso contrario, las influencias maléficas espirituales pueden retornar con mucha más fuerza.

Por eso, esté atento a lo que atrae para su vida diaria. Cultive siempre la Sintonía Triple con Jesús: ¡el Buen Pensamiento, la Buena Palabra y la Buena Acción, que nos enseña la Religión Divina! 

Ángel de la Guarda: tres cuestiones que usted necesita saber sobre el suyo

Ĉu eble mia Gardanĝelo forlasos min?

Envíe sus dudas y comentarios sobre este y otros temas del quehacer diario a la Religión de Dios, del Cristo y del Espíritu Santo. ¡Permita que la Espiritualidad Ecuménica forme parte de su vida! Y si este contenido le hace bien a usted, ¡compártalo! También podrá tocar el corazón de muchas otras personas.

________
1- Religión de Dios, del Cristo y del Espíritu Santo: También denominada Religión del Tercer Milenio y Religión del Amor Universal. Se trata de la Religión Ecuménica de Brasil y del mundo.

Evalúe este contenido