Guía Segura del Hermano Paiva Netto para cerrar el 2020 ¡y para un 2021 de victorias con Jesús!

De la redacción
|
14/12/2020 | Lunes | 10:20 horas

El lunes 14 de diciembre, en el mes de la Navidad de Jesús, desde la ciudad de Rio de Janeiro (Brasil), el Presidente Predicador de la Religión de Dios, del Cristo y del Espíritu Santo, José de Paiva Netto, proporciona gran confort a todos los que desean vencer sus desafíos diarios, afirmados en el Divino Maestro.

Son orientaciones que forman una guía segura del Hermano Paiva Netto para cerrar el 2020 ¡y para un 2021 de victorias con Jesús!

Tela: James Tissot (1836-1902)

     

A continuación, sus palabras de Esperanza, a partir de las lecciones del Educador Celestial:

“‘Vayan por todo el mundo y prediquen el Evangelio a toda criatura’ (Evangelio de Jesús, según San Marcos, 16:15).

“¡Fin de año! ¡Inicio de año!

“El Apocalipsis es predicado por muchos como tragedia, pero nosotros hacemos lo contrario. ¡Este anuncia el Regreso de Jesús! ¿Existe felicidad mayor que esta?

“Ese es el gran servicio que le préstamos a la humanidad. ¡El Apocalipsis de Jesús es Felicidad!

“‘Vayan y prediquen’, como orientó Jesús, ‘pues el Reino de Dios está cerca”.

Alexandre Herculano
José de Paiva Netto, Presidente Predicador de la Religión de Dios, del Cristo y del Espíritu Santo. 

Del libro La Misión de los Setenta y el “lobo invisible”, de Paiva Netto:

El Mensaje Redentor del Educador Celestial

“En los relatos sobre las palabras y los ejemplos de Jesús, según San Lucas, 10:1 al 24, encontramos un notable pasaje en el que el Cristo de Dios entrega una importante misión a los setenta discípulos, quienes, más tarde, en el mundo, por el proceso de la reencarnación, continuarían, con el pasar de los siglos, propagando el Mensaje Redentor del Educador Celestial.

“Atendiendo a la fraterna sugerencia del Hermano Flexa Dourada (Espíritu), les propongo esta lectura en voz alta. En una reunión del Centro Espiritual Universalista (CEU) de la Religión de Dios, del Cristo y del Espíritu Santo, del día 16 de junio de 2018, a través de la mediumnidad del sensitivo Cristiano del Nuevo Mandamiento Chico Periotto, ese Amigo del Mundo de la Verdad declaró:

“‘—La humanidad sería mucho mejor si leyera un capítulo por día de la Sagrada Biblia. (...) Que las familias lean en voz alta en sus casas. Van a espantar a muchos obsesores, los lobos invisibles que el Hermano de Paiva combate; van a apartar a aquellos que no tienen nada que ver con los Espíritus de aquella la familia y van a ayudar a los Hermanos Espirituales en el trabajo de la seguridad espiritual. Todo depende de que las familias hagan su parte. Enfrentarse al mal con el Evangelio de Jesús. ¡Esa es la gran receta!’

“Por lo tanto, los invito a la inspiradora lectura, creando esa magia espiritual del Bien”:

La Misión de los Setenta Discípulos

(Evangelio, según San Lucas, 10:1 al 24)

“1 Después de esto, el Señor eligió a otros setenta; y de dos en dos los envió delante de Él a todas las ciudades y lugares a donde Él tenía que ir.

“2 Les dijo: Ciertamente, es mucha la cosecha, pero son pocos los obreros. Por tanto, pidan al Señor de la cosecha que envíe obreros a Su mies.

“3 Y ustedes, pónganse en camino. Pero tengan en cuenta que Yo los envió como a corderos en medio de lobos.

“4 No lleven bolsa, ni alforja, ni calzado; ni se detengan en el camino a saludar a nadie.

“5 En cualquier casa adonde entren, antes que nada, digan: ¡Paz a esta casa!

“6 Si allí hay hijo de paz, la paz de ustedes reposará sobre él; de lo contrario, la paz volverá a ustedes.  

“7 Quédense en esa misma casa, y coman y beban lo que les den, porque el obrero es digno de su salarioNo vayan de casa en casa.

“8 En cualquier ciudad donde entren, y los reciban, coman lo que ofrezcan.

“9 Sanen a los enfermos que allí haya, y díganles: El Reino de Dios se ha acercado a ustedes.

“10 Pero si llegan a alguna ciudad y no los reciben, salgan a la calle y digan:

“11 Hasta el polvo de su ciudad, que se ha pegado a nuestros pies, lo sacudimos contra ustedes. Pero sepan que el Reino de Dios se ha acercado a ustedes.

“12 Yo les digo que, en aquel Día, el castigo para Sodoma será más tolerable que para aquella ciudad [que no quiso oír el llamado del Señor].

¡Ayes sobre las ciudades impenitentes!

“13 ¡Ay de ti, Corazín! ¡Y ay de ti, Betsaida! Porque si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que se han hecho en ustedes, ya hace tiempo que, sentadas en cilicio y cubiertas de ceniza, habrían mostrado su arrepentimiento.         

“14 Por tanto, en el Día del Juicio, el castigo para Tiro y para Sidón será más tolerable que para ustedes [Corazín y Betsaida].

“15 Y tú, Capernaúm, ¿acaso serás levantada hasta el cielo? No, sino que descenderás hasta el abismo.

“16 Y, dirigiéndose de nuevo a Sus discípulos, les dijo: El que los escucha a ustedes, me escucha a mí. El que los rechaza a ustedes, me rechaza a mí; y el que me rechaza a mí, rechaza al que me envió.

El regreso de los setenta

“17 Cuando los setenta volvieron, estaban muy contentos y decían: Jesús, en Tu nombre, ¡hasta los propios espíritus de las tinieblas se nos sujetan!

“18 Jesús les dijo: Yo veía a satanás caer del cielo como un rayo.

“19 Miren que Yo les he dado a ustedes poder para aplastar serpientes y escorpiones, y para vencer a todo el poder del enemigo, sin que nada los dañe.

“20 Pero no se alegren de que los espíritus se les sujetan, sino de que los nombres de ustedes ya están escritos en los cielos.

Jesús, el Salvador de los humildes

“21 En ese momento Jesús se regocijó en el Espíritu Santo, y dijo: Te alabo, Padre, Señor del Cielo y de la Tierra, porque estas cosas las escondiste de los sabios y entendidos del mundo, y las revelaste a los niños. Sí, ¡Padre, porque así Te agradó!

“22 Mi Padre me ha entregado todas las cosas, y nadie conoce al Hijo, sino el Padre; ni nadie conoce el Padre, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar.

“23 Jesús se volvió a Sus discípulos, y aparte les dijo: Bienaventurados los ojos que ven lo que ustedes ven.

“24 Porque les digo que muchos profetas y reyes desearon ver lo que ustedes ven, pero no lo vieron; y oír lo que ustedes oyen, pero no lo oyeron”.

“He ahí, mis Amigas y mis Hermanos, mis Hermanas y mis Amigos, el Evangelio de Jesús es un compendio de enseñanzas espirituales para reeducar nuestras Almas. ¡Es la mayor riqueza del mundo!

“¡Que la Paz de Dios esté constantemente en sus corazones, héroes de la Buena Voluntad Divina!

“¡Con Jesús, venceremos siempre, siempre y siempre!

“¡Una Feliz Navidad Permanente del Cristo a todos, y un Año Nuevo bendito en realizaciones en el Bien!”.

-------------

¡Comparte este mensaje con tus amigos y familiares! 

Envíe sus dudas y comentarios sobre este y otros temas del quehacer diario a la Religión de Dios, del Cristo y del Espíritu Santo. ¡Permita que la Espiritualidad Ecuménica forme parte de su vida! Y si este contenido le hace bien a usted, ¡compártalo! También podrá tocar el corazón de muchas otras personas.

Evalúe este contenido