Es hora de aumentar la Fe

Mensaje extraído de la revista ¡Jesús está Llegando! edición 7, de diciembre de 2016.

De la redacción
|
17/04/2017 | Lunes | 15:45 horas

La Humanidad de lo Alto es pragmática en su propósito de ayudar a la Humanidad de la Tierra en la superación de los desafíos diarios. Vemos esto en las palabras del Espíritu Hermano Flexa Dourada, durante la reunión espiritual del 23 de abril de 2016, en Rio de Janeiro, por intermedio del Sensitivo Cristiano del Nuevo Mandamiento de Jesús Chico Periotto. 

Dijo el Hermano Flexa Dourada (dentro de la Revolución Mundial de los Espíritus de Luz):

ES HORA DE AUMENTAR LA FE

Jesús calma la tempestad

1) ¡Salve, Jesús!

2) Una buena página para que nuestros Hermanos en la Tierra se puedan guiar es el capítulo cuarto del Evangelio de Jesús, según San Marcos, entre los versículos 35 y 41: “Jesús calma la tempestad”.

Tela: Howard Lyon

Jesús

3) Ellos pueden incluso tomar las aclaraciones del Hermano Paiva, al leer y explicar ese pasaje del Evangelio para todo el mundo. Recordando que parece que todo está en el mar del desconsuelo, de pérdidas, de náufragos, pero Jesús muestra que la Fe, que la oración, que la perseverancia y que la actitud en el Bien supera todo esto.

4) En el relato evangélico, Jesús mandó que los discípulos aumentaran la Fe:

“Sucedió que, en uno de aquellos días, Jesús tomó una barca, seguido por Sus discípulos; y he aquí que se levantó en el mar tan gran tempestad de viento que las olas cubrían la barca, mientras que Jesús dormía en la popa, sobre un cabezal. Los discípulos Lo despertaron gritando: ‘¡Sálvanos Señor, vamos a morir!’. Y Jesús les respondió: ‘¿Por qué teméis, hombres de pequeña fe?’. Entonces, levantándose, reprendió a los vientos y al mar; y sobrevino una gran bonanza. Aterrados y llenos de admiración, los discípulos decían unos a los otros: ‘En fin, ¿quién es Este, que hasta el viento y el mar Le obedecen?’” (Evangelio de Jesús, según San Mateo, 8:23 al 27; San Marcos, 4:35 al 41; y San Lucas, 8:22 al 25).

5) ¿Por qué no vamos aumentar nuestra Fe en esta hora? ¡Aumentemos la Fe! Ese es el gran mensaje del Mundo Espiritual para todos. ¡Porque todo pasa, todo pasa! Pero Jesús es aquella Eternidad Celestial que no cambia. (El Hermano Paiva afirma: “¡Todo pasa, solo Jesús permanece! Él dijo: ‘Pasará el Cielo, pasará la Tierra, pero mis palabras no pasarán’” (Evangelio, según San Lucas, 21:33). ¡Exacto!)

6) Todo entonces, un día, estará en el pasado; todos los problemas serán superados. (Porque las palabras (de Verdad y Vida — Evangelio, según San Juan, 14:6) de Jesús, permanecerán siempre).

Evolución de la Humanidad

7) Y nosotros no podemos olvidar que la evolución de la Humanidad es esto que está en el mundo. La evolución es protagonizada por personas imperfectas, no por personas perfectas. Los que son candidatos a la perfección trabajan para una transformación a largo, largo, largo plazo. Y ella no viene de un momento a otro. Por esto, la paciencia, el trabajo y la entrega a Dios. Entregar a Dios aquello que hacemos bien, dejando que Él reduzca el tiempo, que Él haga todo lo que tenga que hacer. Él sabe el tiempo correcto para esto. Lo importante es no parar (de realizar Buenas Obras). Lo importante es continuar siguiendo y perseverando en el Bien.

Materialización de la Doctrina

8) Los Soldaditos de Dios son una Esperanza de Jesús en la Tierra. Preparar ese camino para ellos... ¡Cuán importante es! Materializar la Doctrina (de la Religión de Dios, del Cristo y del Espíritu Santo) de forma correcta, de forma esencial a la vida de cada uno.

Más crecimiento de la Religión en las Almas de los seres humanos

9) En esta vida, el Hermano Paiva ha hecho crecer aún más la Religión dentro de las Almas de los seres humanos. Porque esa es una Misión anterior, que viene creciendo de otras vidas y que, en esta existencia, tiene que pasar el mensaje aún más completo. Por ese motivo es que el Hermano Paiva está siempre transmitiendo las cosas que sabe, que siente, las inspiraciones del Cristo. Tiene todo que ver con esto. ¡Esto forma parte!

10) Los libros del Hermano Paiva están fructificando, están fructificando en los corazones. Esta es su gran misión: consolidar a Jesús, que es el Resplandor Espiritual, es el Alma de la vivencia fraterna de las personas, “el Jesús no sectarizado”. Y el Hermano Paiva Lo conoce profundamente.

Calmar la tempestad y aumentar la Fe

11) Todos tienen que leer ese pasaje del Evangelio [según San Marcos, 4:35 al 41]. Cuando Jesús calma la tempestad y ¡pide a todos que aumenten la Fe! Aumenta la Fe para que las cosas que son juzgadas imposibles sean alcanzadas, sean superadas.

12) La represión del Cristo [a los Apóstoles en este pasaje] debe tenerse muy en cuenta.

13) Estamos en la Tierra, ahora el Indio se ha manifestado. En el Cielo, cuando no estamos conectados al médium, también tenemos nuestras advertencias sobre el aumento de la Fe. Esa lección de aumentar la Fe es una lección que sirve para los dos mundos. La Fe tiene que ser sostenida todo el tiempo, tiene que ser todo el tiempo alimentada. Tenemos muchos recursos para esto.

14) ¡Cuando Jesús quiere, las cosas aparentemente imposibles se vuelven posibles!

Alimentar los corazones

15) Trabajando por Jesús, todo se alcanza. Esto forma parte de un plan de inmensa envergadura espiritual. Y cada uno viene con una misión en esta vida. En la Obra de Jesús, la Cuarta Revelación, cada servidor es un gran exponente del Cristo, en la medida que llega a los corazones en aquello que hacen, que trabajan.

Divulgação

Visita del Departamento de Asistencia Espiritual de la Religión del Amor Universal, en Asunción, Paraguay. Las visitas se realizan a geriatricos, hospitales y orfanatos, entre otros lugares. 

16) Tenemos que alimentar esos corazones, ayudarlos a hacer cada vez más lo que pueden hacer por el Cristo. Eso va de aquellos que están al frente, responsables, no dejar que nadie quede abandonado.

17) Y “a cada uno [le será dado] de acuerdo con sus obras” (San Mateo, 16:27), también dijo el Cristo. Esto es lo que interesa a todos nosotros.

18) La oportunidad en la Tierra es para que todos muestren que pueden ser mejores de lo que fueron en vidas anteriores.

19) Debido a esto, la reencarnación anterior es solo un objetivo, solo como referencia. Nada más que referencia, porque, en la Tierra en que vivimos y en la que ahora estamos, cada uno que reencarna trae consigo sus potencialidades. Querer usarlas, o no, depende de lo que el libre albedrío determina. Y, cuando alguien reniega de esto, ¿cómo queda ante el Cristo? ¡Queda muy mal!

20) Felices los que trabajan predispuestos, dispuestos, y que no ven noche suficientemente oscura para parar su esfuerzo.

21) La Humanidad va evolucionando, se va adaptando, pero llega a un punto en que la parte de ella que no se corrige sucumbirá, y ¡muchos Espíritus irán a regiones espirituales muy, muy, muy difíciles! Pero, finalmente, también van evolucionando.

22) Por esto, tenemos que hacer nuestra parte todos los días, trabajando por esos, por aquellos y sin mirar hacia atrás. Como dice el Hermano Paiva, “¿Añoranza? ¡Solo del futuro!”.

23) ¡Mirar hacia adelante! Y, a veces, el corazón puede estar dolido. Queremos que otros mejoren, queremos que la familia mejore, pero nuestra familia es Dios, es el Cristo, es la Humanidad. El Hermano Paiva habla mucho de esto en sus prédicas: antes de la familia de la Tierra, está la familia del Espacio.

24) El Hermano Paiva, por ejemplo, es un Misionero. Y el Misionero sufre por la Humanidad. Quiere ver pronto implantado el Reino de Dios en la Tierra, quiere a los seres humanos haciendo todo lo correcto, no lo equivocado. Pero, todo tiene su tiempo y su plazo. (¡Pero, el Apóstol de Dios padece con esto!)

Jesús ora por todos nosotros

25) Vamos a dejar todo en las manos de Dios, recordando que el Cristo ora por todos nosotros. Antes que todo, Jesús, el Divino Maestro, ora por todos nosotros, principalmente cuando estamos trabajando por Él.

26) ¡Salve, Jesús!

+ Conozca la revista ¡Jesús está Llegando!, La revista ecuménica de la Religión de Dios, del Cristo y del Espíritu Santo1  trae contenidos para el fortalecimiento del Alma y para la unión de las familias.

Evalúe este contenido