Versículos sobre amistad: 7 extraordinarias lecciones de Jesús

Sepa cómo identificar y ser un buen amigo. El último versículo hará toda la diferencia. =)

Carlos Eduardo Fernandes
|
20/07/2017 | Jueves | 8:45 horas

¿Qué sería de la vida sin la Amistad? Con nuestras amigas o amigos dividimos tiempos de alegría y momentos de tristezas. Y, muchas veces, esos compañeros de jornada se convierten en verdaderos hermanos y hermanas de corazón. Por esto, separamos para usted 7 versículos bíblicos sobre la amistad, que están en el Evangelio de Jesús.

shutterstock

Estos versículos son lecciones extraordinarias del Divino Amigo que nos ofrecen enseñanzas sobre diversos campos de nuestra vida, también, sobre cómo identificarlos y ser buenos amigos. En definitiva, el Cristo es nuestra referencia de amistad verdadera y fue Él mismo quien afirmó:

“Ya no los llamo más siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; sino que los llamo amigos, porque todas las cosas que aprendí de mi Padre se las he dado a conocer” (Evangelio, según San Juan, 15:15).

A continuación, los versículos que seleccionamos para usted y aproveche para compartir este hermoso mensaje con sus “amigos de corazón”:

1. “Pero sea vuestro hablar: Sí, sí; no, no; porque lo que es más de esto, de mal procede” (Evangelio, según San Mateo, 5:37).

Aquí, destacamos la importancia de que seamos sinceros y leales. A partir de esas actitudes, hacemos nuestras relaciones más saludables y verdaderas. Porque es importante advertir y ayudar a nuestros amigos a corregirse, así como también saber oír los avisos que ellos nos hacen.

Recordando que esas advertencias siempre deben hacerse teniendo en cuenta el respeto, la misericordia y la comprensión que nos enseña Jesús. Nos advierte el Presidente Predicador de la Religión de Dios, del Cristo y del Espíritu Santo1, José de Paiva Netto: "El corazón se hace más propenso a oír, cuando el Amor es el fundamento del diálogo”.

2. “Dijo Jesús: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete” (Evangelio, según San Mateo, 18:22).

En el Evangelio de Jesús, según San Mateo, 18:21, el Apóstol Pedro hace la siguiente pregunta al Cristo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano, si peca contra mí? ¿Hasta siete?”. Entonces, tal como está registrado en este pasaje bíblico sobre la amistad, el Divino Maestro enseña a actuar con infinita misericordia con aquellos que de alguna forma nos ofendieron.

Perdonar no siempre es sencillo, pero es esencial para vivir nuestra vida sin rencores y tristezas. No obstante, es importante considerar esa advertencia del inolvidable proclamador de la Religión del Tercer Milenio, Alziro Zarur (1914-1979):

“Perdonar es transferir el juzgamiento a la Ley Divina. Pero, el Padre no prohíbe que sus hijos se defiendan de los malos”.

3. “No juzguéis, para que no seáis juzgados” (Evangelio, según San Mateo, 7:1).

Al perdonar, nosotros comprendemos que el otro es un ser humano igual que nosotros y que está sujeto a cometer errores. Lo que no significa ser connivente con lo que está equivocado, sino que no debemos juzgar y condenar las actitudes ajenas. Porque al ponerse en el lugar del otro percibiremos que muchas veces lo que él realmente necesita es nuestra ayuda.

Y cuando fuera a apoyar a un amigo, pida siempre la inspiración a Jesús, que es Uno con el Padre Celestial (Evangelio, según San Juan, 10:30). Él sabe todas las cosas, conoce nuestros reales sentimientos y sabe lo que necesitamos mejorar.

shutterstock

4 y 5. “No os dejaré huérfanos y estaré con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” (Evangelio, según San Juan 14:18; y según San Mateo, 28:20).

En ciertas ocasiones, algunas personas se acercan a nosotros en momentos de alegría. Pero, ¿qué sucede cuando las cosas no están bien? ¿Quiénes son aquellos que realmente se quedan a nuestro lado y resisten, junto a nosotros, en los días difíciles?

Y más, en esa reflexión, recuerde también a Jesús que es ese Amigo Leal, conforme nos enseña el escritor Paiva Netto: “Quien confía en Jesús no pierde su tiempo, porque Él es el Gran Amigo que no abandona al amigo en medio del camino”. 

El Cristo también nos concede Ángeles de la Guarda (Almas Benditas, Espíritus de Luz), que nos inspiran a seguir adelante y a vencer los desafíos, actuando de forma segura y correcta. Ellos son buenos ejemplos de cómo actuar con amistad verdadera.

Ángel de la Guarda: tres cuestiones que usted necesita saber sobre el suyo
¡Buscar la protección de los Ángeles de la Guarda y de los Espíritus de Luz!

6. “Bienaventurados los pacificadores, porque serán llamados hijos de Dios” (Evangelio, según San Mateo, 5:9).

Aquí, identificamos un Mensaje de Amistad muy práctico: pacificar. Una buena amiga o un buen amigo contribuyen a la armonía de nuestra vida, sea cual fuera el momento que estuviéramos pasando. Ellos nos dan paz con sus palabras y actitudes. ¿Y por qué no con una Oración?

Actuar así es una de las formas necesarias para conectarnos con Dios, conforme la advertencia de este versículo. Ese pasaje bíblico forma parte de las Bienaventuranzas del Sermón de la Montaña de Jesús (Evangelio, según San Mateo, 5:1 al 12).

7. “Amaos como Yo os he amado” (Evangelio, según San Juan, 13:34).

Carl Bloch

Y lo complementa el Cristo de Dios, en el versículo 35: "Solamente así podrán ser reconocidos como mis discípulos”. 

Llegamos a la más grande de todas las lecciones de Jesús, pues en ella se encuentran todas las enseñanzas del Cristo, es el Nuevo Mandamiento de Jesús. La Religión de Dios, del Cristo y del Espíritu Santo proclama que esa es la Ley Mayor que Él dejó a todos los habitantes de la Tierra. Vivir bajo esa Divina Perspectiva nos hará actuar de forma correcta tanto con nuestras Amistades como en la búsqueda de la solución de los desafíos que la Humanidad enfrenta.

¿Le gustó el artículo? Evalúe nuestro contenido dando una nota con las estrellas que siguen. Y aproveche para ver otros artículos sobre cómo aplicar las enseñanzas de Jesús en el quehacer diario, en nuestra categoría “La Religión en la vida cotidiana”.

Envíe sus dudas y comentarios sobre este y otros temas del quehacer diario a la Religión de Dios, del Cristo y del Espíritu Santo. ¡Permita que la Espiritualidad Ecuménica forme parte de su vida! Y si este contenido le hace bien a usted, ¡compártalo! También podrá tocar el corazón de muchas otras personas.

___________
Religión de Dios, del Cristo y del Espíritu Santo: También denominada Religión del Tercer Milenio y Religión del Amor Universal. Se trata de la Religión Ecuménica de Brasil y del mundo.

 

 

Evalúe este contenido