El apoyo espiritual no es ficción

Mensaje extraído de la 10ª edición de la revista ¡JESÚS ESTÁ LLEGANDO!*

Alvino de Barros
|
23/10/2018 | Martes | 15:20 horas

En la industria del entretenimiento, con sus efectos especiales, la palabra  “imposible” ya fue desclasificada. El avance de la tecnología cinematográfica, cuando está al servicio del Bien, es resultado del poder de realización del ser humano con el apoyo de la Espiritualidad Superior, elemento indispensable para la vida en la Tierra. 

Tela: Sátyro Marques

     

Considerar que las fuerzas del Más Allá nos acompañan es señal de buen sentido. Y es sabio que elijamos oír a los que están al servicio de Dios. 

La Ciencia también intentará un poco más. Si la intuición es capaz de percibir el Espíritu, la razón puede ponderar su influencia decisiva. 

La realidad de la vida después de la muerte

En las Reuniones del CEU, el Centro Espiritual Universalista de la Religión de Dios, del Cristo y del Espíritu Santo, dirigidas por el Hermano José de Paiva Netto, se muestra, de forma segura, la realidad de la vida después de la muerte. El protocolo seguido es el del Evangelio de Jesús, según San Mateo, 26:41: “Velad y orad”.

Los fenómenos de efectos físicos en esas ocasiones, producidos por el Mundo Espiritual, emocionan por su simplicidad y su carácter elevado. Testimoniamos esto, por ejemplo, el 20 de febrero de 2016, en la ciudad de Rio de Janeiro, estado de Rio de Janeiro, Brasil, cuando se manifestó el ilustre Espíritu Dr. Bezerra de Menezes, por intermedio del Sensitivo Cristiano del Nuevo Mandamiento Chico Periotto.

“Somos el Templo del Dios Vivo”

Entrar en una reunión de esta naturaleza es experimentar algo que trasciende cualquier expectativa humana. El ambiente del lugar, modesto, pero agradable, lleva a la persona a sentir —en Espíritu y Verdad, a la luz del Amor Universal del Cristo— la plenitud de la afirmación bíblica de que “somos el Templo del Dios Vivo” (Primera Epístola de San Pablo a los Corintios, 3:16). Este es el ambiente espiritual de todos los Espacios Ecuménicos de la Religión Divina.

Tela: Roberto Ferruzzi (1853-1934)

    

Al sonido de bellas composiciones dedicadas a María Santísima, el Presidente Predicador de la Religión de Dios, del Cristo y del Espíritu Santo abrió la reunión del día leyendo un pasaje de la Buena Nueva del Amigo Celestial (San Mateo, 19:13 al 15 “Jesús bendice a los niños”). Enseguida, oró a Dios, pidiendo protección para el importante encuentro entre Tierra y Cielo.

Dr. Bezerra de Menezes (Espíritu)

Los Sensitivos Cristianos del Nuevo Mandamiento estaban acomodados en lugares previamente establecidos y permanecían en silencio, compenetrados en sus tareas para el buen cumplimiento de los trabajos.

Emocionante manifestación espiritual

Después de acceder espiritualmente al aparato mediúmnico y dirigirse al Hermano Paiva con el Saludo Legionario —“¡Dios Está Presente! y ¡Viva Jesús!”—, el Dr. Bezerra continuó:

—Vamos a suplicar a María, ¡Madre del Cristo, Madre de Jesús!, la intercesión de su Gloriosa Falange de trabajadores, especiales trabajadores, que no tienen día, no tienen hora. Trabajan todo el tiempo por Jesús, nuestro Señor.

Enseguida, la Humanidad del Cielo, por fenómenos espirituales, se hizo perceptible a los sentidos humanos.

—¡Qué perfume! ¡Qué maravilla ese perfume medicinal que cae sobre nosotros! —comentó el Hermano Paiva.

—¡Respiren, respiren, respiren! —orientó el Dr. Bezerra—. Las energías del ambiente son elevadas. Estamos con un equipo muy bueno de trabajadores del Espacio, seleccionados para las tareas que son ejecutadas en el plano material.

Sin la ayuda de ningún dispositivo humano, surgió, entonces, en el ambiente, por las manos del Dr. Bezerra, una claridad toda especial. Siempre cuidadoso, él preguntó si la luz desagradaba, a lo que el Hermano Paiva le respondió:

—¡De ninguna forma! Es luz espiritual. Ella nos alegra, enorgullece y reconforta.

—Mi Hermano Mayor, ella es una fuente de irradiación muy fuerte de ayuda a todos los sistemas del vaso físico, que traemos a nuestros queridos amigos reencarnados. Todo está fluidificado en el ambiente, todo —aclaró el Dr. Bezerra.

—¡Gracias a Dios! —exclamó el Hermano Paiva.

Pero, los fenómenos de efectos físicos no terminaron ahí. Después de varios minutos de concentración, con el pensamiento de todos conectado a Jesús, a María Santísima y a los Ángeles de la Guarda, el Dr. Bezerra hizo esta recomendación a otra entidad que se encontraba espiritualmente en la sala:

—Pido al ilustre Doctor Profesor Fabiano de Castela los mensajes que traemos a nuestros Hermanos. Utilizo mucho a Emmanuel, en sus disertaciones del Evangelio de Jesús, que son muy actuales. Las páginas están al lado de los algodones fluidificados. Deben entregarse a nuestro Hermano Mayor Paiva Netto.

Y el bondadoso médico explicó:

—Son dos sugerencias, nobilísimo Hermano Mayor, que fui a buscar en Camino, Verdad y Vida, de Emmanuel, por intermedio de nuestro querido Chico Xavier (1910-2002).

—¡Muchas gracias, Dr. Bezerra! —dijo el Hermano Paiva. Y el noble “Médico de los Pobres” prosiguió:

—La primera página [“Espinos”, capítulo 121] es para su equipo, valeroso equipo que trabaja, que persevera en la lucha por las causas de Dios. Y “No todos” [capítulo 105] lo traigo a usted, a su corazón. Observe que Emmanuel, en ese segundo mensaje, va a hablar de dos Espíritus [que aparecieron al lado de Jesús] en el monte, en la transfiguración: uno, Moisés; y otro Emisario Divino.

Hasta aquel momento, pensábamos que el Espíritu Dr. Fabiano de Castela había marcado las páginas en el libro de Emmanuel, que se encontraba sobre la mesa, como ya lo hiciera en ocasiones diferentes. Sin embargo, vimos, felices, que los mensajes estaban materializados en dos hojas amarillas de papel vergé, y que las acompañaba una carpeta de plástico en L, transparente, que “fuera cortada al medio”, quedando en el formato exacto de las dos hojas. 

Alexandre Rueda

Según el Espíritu Hermano Flexa Dourada, lo que se dio allí fue el fenómeno de transporte, para el que los Amigos Espirituales utilizaron el ectoplasma de los médiums presentes. 

Sin demora, el líder de la Religión del Tercer Milenio hizo la lectura de las páginas sugeridas para el fortalecimiento de la Fe que Realiza de todos. Y, al terminar los trabajos espirituales del día, el Dr. Bezerra así se expresó:

—La oración, los pasajes del Evangelio, las páginas de nuestro Hermano Mayor Paiva Netto, sus libros son verdaderos conductores; son aquellos canales que necesitamos para facilitar el encuentro, la llegada al Mundo Superior. Preservarlos es sabiduría que conforta nuestros corazones. A todos digo: continúen en el trabajo, en la oración, porque la ayuda espiritual está presente. Tomen todas las providencias necesarias, día a día, sin pérdida de tiempo.

Y, antes de aclamar “¡Viva Jesús!”, reiteró:

—Ese mensaje “Espinos” debe llegar a todos nuestros Hermanos. Él muestra el trabajo duro, pero el final feliz, la victoria final.

El Hermano Paiva agradeció la presencia de todos y concluyó la reunión con el ilustrativo pasaje del Evangelio de Jesús, según San Mateo, 6:33:

—“Buscad primeramente el Reino de Dios y Su Justicia, y todas las cosas materiales os serán añadidas”.

Arquivo

Espinos
“Ni se vendimian uvas de las zarzas”.
Jesús (San Lucas, 6:44)

[Del libro Camino, Verdad y Vida, del Espíritu Emmanuel, por la mediumnidad de Chico Xavier, capítulo 121, página 132].

El cristiano es un combatiente activo.

Despertando en el campo del Señor, se le aturde la visión con la amplitud y complejidad del trabajo.

Dificultades, tropiezos, malezas, hiervas dañinas...

Y el Evangelio, con propiedad de concepto, elucida que no se puede vendimiar en los espinos. Sin embargo, ¿habría Jesús expresado semejante concepto para que crucemos los brazos en falsa beatitud?

Si el terreno permanece absorbido por los abrojos, el discípulo recibió innumerables herramientas del Maestro de los maestros.

Indispensable, pues, enfrentar el servicio.

Cristo encaró, cara a cara, el sacrificio por la Humanidad entera.

¿Será la existencia de algunos espinos la causa de nuestros obstáculos insuperables?

No. Si hoy es imposible la vendimia, ataquemos el llano duro. Labremos el suelo árido. Abonemos con sudor y lágrimas.

Habrá siempre lluvias fecundas del Cielo o generosos manantiales de la Tierra, bendiciéndonos el esfuerzo.

La Divina Providencia reside en todas partes. No olvidemos el imperativo del trabajo y, después, en lugar de las zarzas, recogeremos el fruto suave y dulce de la vida. (Lo destacado es nuestro).

_______________________

Después de la lectura que el Hermano Paiva hizo de ese mensaje, el Dr. Bezerra intervino, comentando:

—Providenciar las lluvias fecundas es por nuestra parte, es de nuestra responsabilidad en el Mundo Espiritual. 

_______________________

No todos
“Y aconteció que, casi ocho días después de estas palabras, tomó consigo a Pedro, a Juan y a Santiago, y subió al monte a orar”.
(San Lucas, 9:28)

[Del libro Camino, Verdad y Vida, del Espíritu Emmanuel, también por la mediumnidad de Chico Xavier, capítulo 105, página 116].

Digna de notarse la actitud del Maestro, invitando solo a Simón y a los hijos de Zebedeo para que presenciasen la sublime manifestación del monte, cuando Moisés y otro emisario divino estarían en contacto directo con Jesús, a los ojos de los discípulos.

¿Por qué no convocó a los demás compañeros?

¿Acaso Felipe o Andrés no tendrían placer en la sublime revelación? ¿No era Tomás un compañero indagador, ansioso por ecuaciones espirituales? No obstante, el Maestro sabía la causa de sus decisiones y solamente Él podría dosificar, convenientemente, las dádivas del conocimiento superior.

El hecho debe ser recordado por cuantos deseen forzar la puerta del plano espiritual.

Cierto, el intercambio con ese o aquel núcleo de entidades del Mas Allá es posible, pero no todos están preparados, al mismo tiempo, para la recepción de responsabilidades o beneficios.

No se confía, imprudentemente, un aparato de producción preciosa, cuyo manejo dependa de una competencia previa, al primer hombre que surja tomado de buenos deseos. No se traiciona impunemente el orden natural. No todos los aprendices y estudiosos recibirán del Más Allá, simultáneamente, las grandes revelaciones.

Cada núcleo de actividad espiritual debe ser presidido por el que tenga mejor sentido de armonía, esfuerzo y afinidad. En ese menester, más allá de las buenas intenciones es indispensable la presentación de la ficha con buenos trabajos personales. Y, en el mundo, toda la gente permanece dispuesta a querer esto o aquello, pero rarísimas criaturas se presentan a servir y educarse.

Envíe sus dudas y comentarios sobre este y otros temas del quehacer diario a la Religión de Dios, del Cristo y del Espíritu Santo. ¡Permita que la Espiritualidad Ecuménica forme parte de su vida! Y si este contenido le hace bien a usted, ¡compártalo! También podrá tocar el corazón de muchas otras personas.

__________________
*Revista ¡JESÚS ESTÁ LLEGANDO! — La revista ecuménica de la Religión de Dios, del Cristo y del Espíritu Santo trae contenidos para el fortalecimiento del Alma y para la unión de las familias. Lea más.

Religión de Dios, del Cristo y del Espíritu Santo: También denominada Religión del Tercer Milenio y Religión del Amor Universal. Se trata de la Religión Ecuménica de Brasil y del mundo.

Evalúe este contenido